Home

Tantos temas de qué hablar hoy y no saber por dónde empezar, gran dilema como siempre, de este hoy negro sin fondo [ni principio al parecer].

"El nuevo profeta de la libertad"La nota del día que más ha llamado mi atención es la relacionada con Julián Assange. El famoso hacker creador de Wikileaks (ahora ya vedette de los medios y celebridad) dio una conferencia en la Universidad de Cambridge el día martes. Según informan Assange señaló que Facebook y las redes sociales en general dan poder de espionaje a los gobiernos. Punto que no resulta para nada “sobresaliente” ya que bueno, aquellos un poco preocupados por saber a dónde se van todos sus datos personales e información privada (así como las fotos que subes al Face y todos tus estatus, mails y eso) saben que todo aquello se encuentra almacenado en ordenadores miles de kilómetros bajo tierra o en ubicaciones desconocidas. Servidores que pueden ser rastreados, y que en todo caso pueden filtrar prácticamente cualquier información que subas a la red, cualquiera, a antojo.

Lo que llama mi atención es que Assange señala que “El crecimiento de la tecnología está ayudando a los regímenes tiránicos (…) No es una tecnología que favorece la libertad de expresión”, afirmó. Sí bueno, como él es el “ordenador de la libertad” en persona, seguramente la tecnología que él ha desarrollado para develar los cables que han hecho tambalear la diplomacia internacional sí lo es (sí favorece la libertad). Ya señala Slavoj Žižek en un artículo publicado en London Review of Books, que no debemos confundir la sobresaturación de información y “chismerio” (el sarcasmo es mío) con la libertad de expresión. El uso de la diplomacia es indispensable para las relaciones económico-político-sociales del mundo moderno y la “revelación de secretos al 2×1” no constituye en sí un acto trascendente, sino su correcta interpretación e utilización. Que este señor venga a decir que todo sea del conocimiento de todos por que eso nos lleva hacia la transición de la democracia y la verdadera libertad del pueblo bueno, por favor, alguien explíquele que también hay malinformación, y que la saturación de la misma no lleva a mucho. Porque la información sólo datos son, pero de ahí en fuera, sin contexto, sin entendimiento, sólo genera rumores, y nada más. En todo caso es muy parcial su juicio al no reconocer en el mismo sentido, que su tarea también es terrorista,  también gira sobre un eje de presión y dominio llamado “digo lo que no te conviene que diga” y que nada más falta que le den su maletita con 100 mdd y haga explotar después algún edificio famoso para completar el guión de este thriller que ha hecho su vida. Quizá muy corto lo que he dicho, pero me parece tan brutal “el régimen” como “su total destrucción”. La libertad de expresión es una palabra ambigua, muy acomodaticia, que hoy día se lleva mucho de estandarte, pero con poco sustento. Habremos de analizar el papel que juegan individuos como Assange, que viven su propio thriller y se ha convertido en otra pop star. Habrá que ver qué es lo que nos ofrece Spielberg en la película que hará sobre Wikileaks. Veremos si las fugas traspasan más allá de un hoyo negro de ficción y realmente las goteras  hacen cambiar al mundo, como tanto vaticina este camaleón australiano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s