Home

(Por Carlos Torres Trejo)

Piss Christ, Andrés Serrano. Fotografía: Cristo sumergido en orina del artista.

Esta entrada surge de leer hoy una noticia en el periódico que informa que ayer domingo la obra de Andrés Serrano “Piss Christ” fue destruida a martillazos en el Museo de Arte Contemporáneo de Aviñón, tras la celebración de una manifestación católica en esta región de Francia.

La obra, presentada desde 1989 ya había sufrido actos de vandalismo y varias organizaciones católicas así como grupos conservadores del Senado de los Estados Unidos habían denunciado su carácter herético e insultante.

Realmente hablar de la obra de Andrés Serrano, fotógrafo estadounidense de los más polémicos del arte contemporáneo, es complejo. Decir que su obra es herética y “blasfema” es realmente quedarse muy corto, en una primera lectura, como suele y acostumbra pasar.

Serrano, de raíces hondureñas y afro-cubanas creció dentro de un seno católico. Su obra, llena de iconos y contradicciones, demarca como él mismo señala, los temas de siempre; la vida, la muerte, el sexo, el inconsciente. Eros y tanatos en un devenir constante en que las pulsiones se confunden se entremezclan, y entrecruzadas con logos y pathos se inscriben en la matriz de la preocupación humana, de sus instintos y dudas más básicas.

Klanswoman (Grand Klaliff II), Andrés Serrano

Entendiendo al cuerpo como la forma de conocimiento de la Voluntad, como demarca Shopenhauer, Andrés Serrano trabaja con opuestos complementarios, que identifica en mayor crisis y trasmutación dentro de los valores vitales religiosos. Serrano indica con su obra una pulsión de muerte más que una de vida dentro de la iconografía religiosa. Una exaltación hacia el sufrimiento, la culpa, el pecado, la redención, la sumisión, el dolor. La verdadera escatología, la abyección, como símbolo de redención y gloria. La obra de Serrano entonces, no constituye más que la aproximación al símbolo inverso, a su búsqueda por comparación en terrenos de igualdad semiótica y de representación.

Piss Christ, como su nombre lo indica, es la fotografía de un crucifijo con un Cristo sumergido dentro de orina del artista. Pero no constituye únicamente una burla, una denuncia. Constituye una revalorización de los fluidos corporales, de lo escatológico y lo verdaderamente humano. Serrano cuestiona la revalorización de la sangre como fluido sagrado, como fluido vital, al formar parte de la tetrada sangre, semen, orina, saliva. Los cuatro fluidos vitales, orgánicos pero al parecer con cargas simbólicas disímiles. El punto central de los cristos de Serrano (existen 3 de ellos) constituye en el desvelamiento del fluido corpóreo como “desagradable” dentro del imaginario religioso, y la señalización hacia la sangre como el único fluido que deviene del “más puro sufrimiento” y dolor.

Roxane, you dont have to wear that drees tonight; Andrés Serrano

Por tanto la obra de Serrano constituye una revalorización de la vida. De la orina como un líquido de vida, expulsado por efecto natural, por necesidad orgánica y por qué no, que también se ve inmerso en un sentido místico, como fluido vital del cuerpo. Que le permite a él identificar su propia vida, y por ende su propio cuerpo en funcionamiento.

Insisto, Serrano sí convierte su trabajo en “blasfemo” pero pone en contradicción el símbolo en una doble interpretación del objeto, del icono que ha sido designado como sagrado, el otro como profano, y lo entremezcla en una simbiosis de pensamiento. Su fotografía es profana y sagrada al mismo tiempo, muy en el sentido de la obra de Joel Peter Witkin por ejemplo. Serrano juega entre lo sagrado y lo profano. A través la exploración del cuerpo, de la sangre, “El cuerpo y la sangre de Cristo” se pregunta sobre nuestros valores vitales, pulsión de vida dentro del imaginario católico y constituye una muestra de reflexión, más allá de lo que muchos cortos de vista, inmersos en la hegemonía del símbolo, puedan apreciar. Serrano juega con la vida y le da vida al símbolo.

Anuncios

2 pensamientos en “Piss Christ y Andrés Serrano; La vida que fluye del Hoyo…

  1. Pingback: Cristo y la antimística… especial Semana Santa en el Hoyo Negro… « El Hoyo Negro

  2. The artistic transformation of the shapes of the perfume bottles begins to emerge.

    The final additions – the rim, the base and may be the
    handles – were added last. As more people learn
    about glass blowing, it is becoming more of an art form.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s