Home

(Por Carlos Torres Trejo)

Mickey es también una rata, Nicolás Rubistein

Parece ser que una vez más la rata de Walt Disney ha dado de qué hablar. Apenas me encontraba leyendo un poco y notaba la constante mención de la pieza del escultor y artista francés Nicolás Rubinstein presente en ARCO Madrid 2011, “Mickey es también una rata”.

El trabajo de Rubinstein, dentro de lo contemporáneo, me parece sumamente interesante aunque no deja de darme la sensación de algo “retrasado”. Esta cuestión no lo digo en el concepto sino más bien en su tiempo, siendo la segunda fase o periodo del artista lo que me parece muy neo-pop, muy de los ochentas y noventas al estilo de Jeff Koons, aunque debo confesar menos fácil, un tanto más sustancial.

El mismo Rubinstein define a su obra como envuelta en las estructuras ocultas, en la anatomía de los seres y las cosas. Sus imágenes, recurren a una parte identificable y de fácil acceso, imágenes o quizá más bien dicho “iconos” de la cultura contemporánea que bien han sido desarrollados desde el último siglo y se encuentran afianzadas en las mentes de los espectadores.

Inspirtaion, Sous le signe du lion, Nicolás Rubinstein (2002)

El giro trascendental de Rubinstein con respecto al neo-pop es que busca revelarnos anatomías a través de un recurso que pareciese lógico, muy científico; dejar al descubierto los huesos, el esqueleto. La estructura base que nos da soporte, nos describe en lo más hondo y nos deja en una manera categórica de verlo, al desnudo. Una taxidermia de la cultura contemporánea, con todo y escalpelo.

Los trabajos de Rubinstein tanto en su primera como segunda etapa consisten en animales, cosas e íconos revelados en su naturaleza profunda pero a la vez en constante contradicción, en visible oposición de conceptos que sin embargo, lo hacen lógico, natural, y muy orientado a pensar en las particularidades, en las bases tanto estéticas como endémicas de las cosas. Un artista que navega entre ciencia y arte, entre la vida por contraposición a la muerte, en todas sus facetas.

Mickey es también una rata

¿Es Mickey una rata contemporánea? Nicolás Rubinstein

La polémica obra de Rubistein no es un tema nuevo. Ronald Searle, Andy Warhol, Bertand Lavier, Marylin Manson o Sherry Levine por mencionar algunos cuantos han usado como tema al polémico ratón. Nicko lo encuentra todavía en el laboratorio, atrapado en la trampa, en el laberinto, sin saber si puede aún salir. Creado desde 1928 según data The Walt Disney Company, este ratón no sabe si Mickey es una rata contemporánea. Encerrado en sus zapatos grandes, su edad permanente, sin cabello, con ropa y sin sexo Mickey es un “freak” cultural, porque es utópico e inmune. Sin ahondar en las múltiples interpretaciones que ya se saben del personaje, me parece que en el trasfondo del discurso de Nicko se deja sentir parte de “Para leer al Pato Donald” de Ariel Dorfman y Armand Mattelart de 1972. Este libro clave de la literatura política de los 70’s pone al descubierto las trabes ideológicas de Disney y sus personajes. En particular, la cotidianeidad de Mickey y su falta de agresividad verbal o física en conjunto con sus características físicas y su preponderante moral, lo hacen un personaje sobreprotegido, un hijo mimado de Estados Unidos que se niega a afrontar la realidad de su país desde hace más de 50 años. Lo ponen en el pedestal de las buenas consciencias y en el amor de chicos y grandes. Rubinstein lo devela, observándose a sí mismo, por primera vez cuestionándose, por primera vez haciéndose real, por primera vez le da forma. Sus monumentales Mickeys dejan de lado su aura icónica de pop stars, se vuelven animales, vivos, reales, con trastornos a discreción, con las consecuentes implicaciones que su misma naturaleza implica, ser una rata, y las consecuentes asociaciones ideológicas que hacemos sobre estos animales. Mickey como la cara del capitalismo, como la misma reflexión que ya decíamos de Chen Wenling, pero más directa, más discursiva, más detonante a mi parecer.

En verdad un trabajo interesante y con mucha posibilidad de reflexión. Esperemos algún día tenerlo por Latinoamérica, con todo y su infestación de ratas.

Nicolás Rubinstein

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s