Home

(Por Carlos Torres Trejo)

Esta entrada surge, por supuesto después del polémico y ya más que comentado concierto de la cantante Lady Gaga en México, en el Foro Sol. En general diré, sí fue un muy buen concierto, me agradó mucho, me sorprendió la cantidad de gente ahí reunida (al rededor de unos 55 mil en el Foro Sol) y la producción. La verdad fue un concierto bastante espectacular, aunque no distó demasiado de los demás conciertos de la gira (que pueden buscar videos en youtube)

Esto no es ni más mínimamente una crónica, ya hay mucha más gente hablando de eso, (pueden consultar la del Universal). Lo que sí diré es que pese a que en México, como en el mundo, con Lady Gaga hay de dos sopas; amada por sus fans u odiada por sus detractores, que también son muchos. El hecho es, que es un fenómeno, nos agrade o no, y sus tres fechas de concierto en México lo confirman, un fenómeno inmenso.

A mi muy particular visión de las cosas, Lady Gaga, más allá de si se piensa que tiene “buena” voz o un verdadero talento, resulta ser uno de los fenómenos culturales más importantes de la década, inmersa claro está, en el mercado global. Uno de los puntos que platicaba con mis amigos con los que fui al concierto es que es increíble la energía con que la mujer se desenvuelve en el escenario. Esa pasión que derrocha, ese gusto que exhala por los poros y esos gritos que pega (de emoción y de apasionamiento) son particularmente agradables, sea que hable en inglés, español, chino, mandarín o un idioma inventado con su sola presencia excita a las masas, punto. La mujer es más que carismática, llena el escenario, lo hace suyo.

Lady Gaga en México

Ahora bien, lo que particularmente me interesa exponer es una reflexión que hacíamos sobre la señorita. Lady Gaga es, por mucho, la cúspide del Pop, en todas sus facetas… Lady Gaga es, por mucho, la muerte del Pop, en todas sus facetas… El fenómeno cultural que representa es global. Ha sabido “vulgarizar” (y esto no lo digo en tono despectivo, sino más bien de “traducir para el pueblo”) muchos de los elementos de la cultura de élite, y los ha entremezclado en una simbiosis compleja, en apariencia banal pero con un trasfondo bastante interesante, la verdad no sé si ella lo sepa si quiera. En este sentido es que afirmo, como ya he comentado anteriormente, que Lady Gaga es el mayor tributo al mal gusto. En un sentido estético, todo entremezclado, revuelto y “trivializado”, bastante “llamativo”. Queda pensar que lo trascendente en la historia, ha sido precisamente lo que se ha movido siempre, dentro del mal gusto. Si no, pregúntenle a Duchamp y a los inicios del arte de vanguardia.

Lady Gaga se ha caracterizado por sus estrafalarios atuendos

Alguna vez una amiga me decía; esa mujer me encanta, “está loca; pero es tan chic y fresca”, y así es, pero no sólo eso. A mi parecer, Gaga constituye la culminación de modelo Pop, de una estrategia, tanto cultural como mediática y performática de sin sentido exagerado y mucha trasgresión. Pero no todo es realmente sin sentido. La mujer resulta, por muy contradictorio que suene, lo menos “improvisado” del espectáculo (al menos en su discurso). Hay una minuciosa sobre explotación del detalle y la ruptura, tanto que me pregunto cuándo será su fin, el cual creo será pronto. Si bien parece “la Madonna” del siglo XXI, es evidente que el alto desgaste que está haciendo de los elementos de la cultura pop, todos aprendidos y aprehendidos se encuentra en un vertiginoso camino, muy peligroso. Hasta el momento los ha sabido utilizar bien, pero sabemos que cuando hay mucho de algo, tanto, que es lo mismo, que si ya no hubiese nada, se desgasta y se pierde. Para mí, la señorita, pese al talento que tiene para desenvolverse en el escenario, se encuentra en su etapa de formación, de maduración como artista. Lo interesante será entonces ver algo suyo, SUYO con mayúsculas. Por ahora lo único suyo (que es bastante) es su interpretación, pero no hay todavía “su música”. Algo que quizá aparezca como por el tercer disco, y que será crucial, para que pase verdaderamente a la historia, o se quede en una “sensación” más. Algo que pueda marcar a una generación y sea una leyenda.

Ahora bien, por otro lado, no estoy tampoco detractándola y diciendo que es basura. He escuchado muchos seguidores de Kylie decir que “esa vieja qué”, que ya quisiera estar a su altura, comparando “la importancia” de los conciertos. O tratando de comparar la importancia de Gaga con otras artistas de “las ligas mayores”. Me parece primero, una actitud infantil de “mi cantante es mejor que la tuya”, y en segunda, una actitud bastante manipulada e incongruente. Lady Gaga lleva qué? Desde 2008 que Salió “The Fame” su álbum debut en Estados Unidos. Kylie lleva desde 1994 y se consolidó en la escena internacional con Fever desde 2001, no hay comparación, y sus estrategias conceptuales no se mueven en los mismos ámbitos.

Ni que decir del sin número de videos, que hablan también, de los “visibles elementos masónicos, Illuminati, satánicos” y demás prejuicios que la gente cree ver, y que con un poquito, un poquito de educación estética y comprensión de la imagen visual entenderían que son estúpidos sus argumentos.

Captura de pantalla de "Born this way" by Lady Gaga

Lo trascendental entonces, estará en identificar cuándo, a qué hora y de qué forma morirá el Pop, porque perdón pero, yo creo que ya es su hora, de la muerte del Pop como género. Sólo como dato cultural, según los estudiosos la música pop, es una música suave, que no se caracteriza por ninguna ideología ni está orientado ningún sector particular. Surge en los años 50’s aunque despunta en los 60’s y en su sentido negativo, corresponde a satisfacer las demandas de un mercado de escasa cultura musical. Según el sociólogo Simon Frith en terminos musicales “es esencialmente conservadora” y no es una música hecha por uno mismo, “sino que es profesionalmente producida y envasada”. Si bien en los círculos de arte, el pop como género artístico está desechado o sobre estimado más allá de lo decorativo (en el caso del neo-pop), existen ciertas manifestaciones que dialogan con nuevas propuestas. En este sentido, me parece que Lady Gaga pudiese tener un futuro prometedor, pero definitivamente no en el pop.

Triste será si se queda sólo en este estadio, y no es capaz de generar una estética y forma musical propia. Para aquellos escépticos que la tachan de lo más comercial del pop, recomiendo buscar algunas de sus versiones acústicas, y algunas de sus canciones no sencillos, principalmente acompañadas por el piano que ella misma toca, algunas son verdaderamente sorpredentes.
Entre tanto, nos quedamos entre en “barullo” mediático, de cubrir la nota de “la artista gringa loca y estrafalaria” que nadie a ciencia cierta qué está haciendo, pero está causando mucha conmoción en la mente de muchos jóvenes. Yo espero, de verdad, que tenga la inteligencia suficiente para darle la estocada final al Pop. Necesitamos superar a este monstruo, que ya está demasiado desgastado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s