Home

La popular y fina presentandora, Niurka Marcos, en su programa, Ella es Niurka.

(Por Carlos Torres Trejo) Esta entrada surge a partir de leer el comentario del Premio Nacional de Literatura Cubana, Reynaldo González y la visualización, pareciera por obra de la casualidad, de uno de los trabajos o más bien acciones de Ximena Cuevas, sobre precisamente el mismo tema; la vulgarización y control de los medios de comunicación en detrimento de la cultura.

Resumiendo el comentario del literato, hace hincapié en que la juventud hoy día, especialmente en América Latina se encuentra “adormecida” por los medios de comunicación de masas. Desde un punto de vista muy crítico, ofreciendo programas de ínfima calidad y apegados al sentimiento y el sensacionalismo, los programas de “chismes” o aquellos denominados de “revista” o “del corazón” parecen tener una primicia de raiting muy grande dentro de las audiencias, pero a mi parecer esto no ocurre sólo en la juventud y tampoco sólo en la televisión, como pareciera apuntar el literato. La realidad es que al menos de lo que sabemos de México, el producto estrella de las importaciones y en general el producto estrella nacional son las telenovelas. Así mismo, es entonces del todo comprensible, que la publicación TV Notas sea la más vendida del país, a la par claro del libro Vaquero. En cifras difundidas por la UNESCO, en promedio el mexicano lee 1.2 libros al año, cuando el organismo recomienda mínimo 4 textos anuales para un sano desarrollo de la sociedad. Ni Cervantes, ni a Shakespeare, ni siquiera Paz o Villaurrutia nos interesan. Las publicaciones semanales como El libro vaquero o TV Notas superan el medio millón de impresiones, por lo que acompañan el “entretenimiento” de chicos y grandes en baños públicos, estéticas, cafés, restaurantes y claro, a muchas “amas de casa modernas” claro está.

Almanaque de la Farándula, lo que "todo mexicano" debe saber sobre cultura, sólo en TV Notas

Recordando hace unos meses el estreno de “Ella es Nuirka” y la aparición en Azteca América de la popular presentadora, la “señorita” (¿?) Laura Bozzo (alias la momia “abogada de los pobres”) en “Laura de Todos” (que le dio un revés a Azteca y ahora está en Televisa, con “Laura”), el crítico de televisión Álvaro Cueva expresa en la revista Chilango del mes de abril de 2011, su preocupación. Si en los años 90’s se peleó férreamente por erradicar estos programas que pasan “cosas de la vida”, por su alto nivel de escándalo, falsedad en un mero y vil coliseo televisivo, ahora, a casi 20 años, los programas de esta naturaleza regresan con más fuerza, y mucho agrado del público.

Mucha mella me hacía el día de ayer el ver un video de Ximena Cuevas, en un programa de TVAzteca de por allá del año 2001. En este la artista, hija de el gran José Luis Cuevas, fue invitada al programa “Tómbola”, conocido por invitar a 4 celebridades, los cuales literalmente eran “balaceados” por 4 “críticos” que buscan a toda costa sacar a relucir los datos más escandalosos y polémicos de sus invitados, vaya honor.

En esa ocasión, Cuevas espera pacientemente su turno, aunque cada vez más manifiesta su aburrición y desagrado. En un momento determinado, Cuevas pide que se edite su participación del pograma ya que “se encuentra increíblemente aburrida”. Cuando René Franco le pregunta “¿qué le entretiene?” Cuevas abre su portafolio y saca una cámara de video. Pregunta cuál de las cámaras del estudio está dirigida a ella; la señala con su propia cámara, y dice “yo sólo quiero encontrar a una persona que tenga su propia vida, y que esté interesada en ella, una sola que le interese su vida”.

La bien amada abogada de los pobres, la señorita Laura Bozzo.

Pese que, confieso, en la demás parte del video me había reído de los comentarios estúpidos que se estaban realizando, al finalizar, me quedé mudo, frío, paralizado, y con una sensación de repulsión. Se rompe con la convención del medio, la arista nos habla de frente, y sí genera escándalo, pero confrontando al espectador. Sus palabras “como un reto a la audiencia” le preguntan ¿te divierte ver esto? ¿te parece entretenido? Métete en tu propia vida, ¿te interesa tu vida? ¿qué haces por tu vida?

En ese balde de agua fría nos deja sumergidos. Pese que completando el paradigma de Laswell respecto a la función de los medios, Wrigth señala el entretenimiento como su cuarta función, la correlación y transmisión del legado cultural es NULA. La falta de crítica del espectador es evidente. No es sólo que pierda el tiempo viendo “basura”, sino que además “le divierte”, le parece “entretenida”. No pretendemos que todo sea canal 22, pero sí que haya un criterio en el espectador. Es a lo sumo triste observar la actitud de la población general ante el arte, la música, la arquitectura y todas las manifestaciones de la cultura en sí.

Otra de las grandes impulsoras de la cultura mexicana, por la que tengo especial cariño y agrado, Shanik Berman

"Excéntrico y divertido comunicador", otro de las grandes figuras de la crítica de espectáculos. Orgullo gay.

Aunque me odien, el reinado de la industria, de la música (POP), el cine (Hollywood), la televisión (Televisa y TV Azteca) y el mundo del arte (con mucha decoración y subastas de miles de millones de dólares) no puede traer consigo más que mucha, mucha falta de reflexión. Ahora más que nunca, la gente se excusa “es que yo no sé de eso por que yo no tuve la oportunidad de prepararme”, “es que nadie me lo ha enseñado”, “es que yo no sé de eso”… por que no quieres. Hay muchos libritos, muchas películas, mucha música y un universo multimediático que ahora más que nunca te lo pone, aquí, en tus narices. Pero como lo normal es “no tener malos rollos”, “soy una persona normal” y esas cosas son de gente “bien rara” pues mejor ni le entro. Que patético. De aquí que la propuesta de Cuevas moleste tanto, desinstale. Si la buscan en Youtube no la encuentran eh, jamás. Ximena Cuevas demostró, en esa ocasión que la crítica conlleva acción, y golpeando de frente a quién lo necesita, el espectador.

En sí, nunca he tenido la postura que la televisión es “la gran conciencia maligna que nos controla”, porque definitivamente como ya decía Barbero, la audiencia también tiene responsabilidad y como alguna vez en declaración del dueño de Televisa Emilio “El Tigre” Azcarraga del día 10 de Febrero de 1993:
“México es un país de clase modesta muy jodida, que no va a salir de jodida, para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente jodida y sacarla de su triste realidad y de su futuro difícil, la clase media, la media baja y la media lata.
Los ricos como yo no somos clientes, porque los ricos no compramos ni madres, en pocas palabras nuestro mercado en este país es muy claro, la clase media popular, la jodida…”

Y miren qué buen profeta salió Azcárraga, estamos todos más que jodidos, aún, a casi ya 20 años de sus declaraciones. Pero bueno, los dejo porque va a empezar la telenovela.

Interesados en ver el video de Ximena Cuevas, tristemente sólo un fragmento porque no existe la versión completa en internet, aquí les dejo el link. http://www.vdb.org/titles/la-tombola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s