Home
Vanguardia.com.mx

Las Vegas.- El casino y hotel The Tropicana, que alguna vez fue frecuentado por figuras del bajo mundo, inauguró su nueva atracción “Mob Experience” (Experiencia con la Mafia) con una fiesta a la que asistieron un puñado de descendientes de mafiosos, incluido el hijo de Tony La hormiga Spilotro, que inspiró el sanguinario personaje interpretado por Joe Pesci en la película Casino.

El espectáculo ofrece el diario del mafioso Meyer Lansky, el revólver de Spilotro junto con fotos y videos familiares del mafioso con otros delincuentes. Los visitantes son recibidos por hologramas de tamaño natural de varios gánsters y tienen la posibilidad de ser “incorporados” a una familia de delincuentes.

El museo, costeado con fondos públicos, será trasladado en diciembre a un edificio de tribunales donde en 1950 se realizó un proceso en el que salieron a la luz las actividades criminales de muchas figuras de Las Vegas.

El museo, de 42 millones de dólares, comenzó como una iniciativa que buscaba salvar uno de los pocos edificios históricos de la ciudad. Cuenta con una cantidad de objetos relacionados con la mafia, incluido un muro del sitio donde tuvo lugar la matanza del Día de San Valentín en Chicago, la única arma recuperada allí y la silla de una peluquería en la que fue asesinado el pistolero Albert Anastasia en 1957 en Nueva York.

“Esto no es una sátira. No hay trucos. Es un museo en serio”, afirmó Goodman.

El museo explicará cómo funcionaban las operaciones de lavado de dinero e informará sobre la violencia de la mafia y sobre el papel que tuvo el crimen organizado en Las Vegas y en otras ciudades.

Se espera que las dos atracciones reciban cientos de miles de visitantes todos los años, atraídos en parte por la fascinación del público con mafiosos de la pantalla grande como los capos de El Padrino.

“La idea de que hubo gente que hizo cosas ilegales sin ser pillada y que controlaba todo aquí genera cierta emoción”, declaró Alan Balboni, historiador de Nevada.

Hay quienes dicen que, a través del museo de la mafia, Goodman, un viejo aliado de los mafiosos, quiere hacer quedar bien a los delincuentes.

“¿Por qué estamos homenajeando a estos asesinos brutales?”, preguntó William Donati, profesor de inglés de la Universidad de Nevada y autor de Lucky Luciano: El surgimiento y la caída de un capo de la mafia.

Para calmar a los detractores, en la creación del museo participaron historiadores,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s