Home
Vanguardia.com.mx

Three Studies for a Self Portrait, Francis Bacon

NUEVA YORK.- Dos de los trabajos más destacados del pintor británico Francis Bacon y valorados en 45 millones de dólares saldrán a la venta el próximo 11 de mayo, informó hoy la casa de subastas Christie’s.

Se trata de “Three Studies for Self Portrait”, realizado en 1974 y de “Untitled (Crouching Nude on Rail)”, que Bacon (1912-1992) , uno de los artistas británicos más destacados del pasado siglo pintó en 1952.

Ambos forman parte de la subasta de arte moderno y de posguerra que esa empresa celebra el 11 de mayo, que también incluye destacados trabajos de Andy Warhol y Mark Rothko, entre otros.

Antes de su venta, por la que la firma espera recaudar solo con esas dos obras 45 millones de euros, las dos pinturas, que pertenecen a coleccionistas privados estadounidenses, se exhiben en Londres hasta el 19 de abril.

La obra titulada “Untitled (Crouching Nude on Rail)” es una muestra, según los expertos de la firma, de la manera en que Bacon representaba la evolución del tiempo y su influencia en la condición humana y está valorada entre 10 y 15 millones de dólares.

Esta pieza de arte abstracto forma parte del descubrimiento de trabajos del británico que en la década de los noventa se hizo en un almacén londinense, en el que Bacon los había depositado y entre los que también estaba una de sus obras icónicas, la titulada “Study after Velazquez” (1950).

Perteneciente desde 1998 a la colección del Instituto de las Artes de Detroit (Michigan) y descrita como una “obra maestra”, representa “una deformada figura mitad hombre, mitad animal, y que evoca un malestar psicológico, y que refleja la angustia, la pasión y la muerte”, señaló el experto.

La otra pieza en venta es “Three Studies for Self Portrait”, un tríptico que podría superar los 30 millones de dólares y que forma parte de los diez autorretratos que el artista británico realizó. Bacon se reflejó a sí mismo con un rostro distorsionado y oscuro, y que para los expertos de la firma refleja una intensidad psicológica sólo comparable a similares obras de Rembrandt y Vincent Van Gogh.

“Esos autorretratos reflejan el inquietante poder de la naturaleza existencial del ser humano. En los setenta, Bacon sufrió la pérdida de personas cercanas, incluida la de su amante, George Dyer, y realizó el ejercicio catártico del autorretrato en un periodo de duelo, culpa y autoreflexión”, explicó el experto.

El tríptico pintado en 1974 muestra a Bacon con los ojos cerrados, con un rostro distorsionado en el sueño, en la contemplación o reflejando dolor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s